Jóvenes escritores son reconocidos a nivel nacional y mundial

Como bien dice el maestro y escritor Sigifredo Burneo Sánchez, “la literatura piurana goza de buena salud”. Muestra de ello son Jesús Tadeo Palacios Valverde y Martín Leandro Amaya Camacho, dos jóvenes promesas cuya pluma les ha valido para ser reconocidos fuera del territorio norteño, recibir premios nacionales e internacionales y seguir escalando en lo que les apasiona.

Ambos son egresados de la Universidad Nacional de Piura (UNP). Tadeo Palacios, de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, y Leandro Amaya, de la Escuela de Ciencias de la Comunicación Social. Pero no solo les une el haber estudiado en el alma mater de miles de piuranos y piuranas.

Tadeo y Leandro son parte del grupo de jóvenes fundadores de la Revista “Malos hábitos”, destacada por el Ministerio de Cultura del Perú, y que en el 2016 deleitó las tardes de las familias piuranas con su programa radial emitido cada miércoles a las 5 de la tarde por las ondas de Radio Cutivalú.

Resulta gratificante para la región y el norte peruano los logros que van obteniendo: Tadeo dese el campo de la literatura como uno de los cinco ganadores del Concurso “Nuestros Relatos”, organizado por la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y el proyecto especial Bicentenario de la Independencia Nacional; y Leandro desde el campo del periodismo como finalista del premio anual que otorga la Fundación Thomson, respaldado por la Asociación de Prensa Extranjera (FPA) del Reino Unido.

“El legado”

No es la primera vez que Tadeo Palacios trastoca las fibras más íntimas de la humanidad con sus escritos, los mismos que le permiten ser reconocido en eventos de renombre. En 2017 fue ganador del Certamen Nacional de Cuento Jurídico «La Justicia» de la Universidad del Pacífico. En 2019 obtuvo el primer premio en el I Duelo de escritura espontánea de la Alianza Francesa – Piura. Y en julio de ese año fue seleccionado por el Centro Cultural de España – AECID para el taller de escritura creativa «Escribo, luego existo».

Ha publicado una serie de cuentos entre el 2014 y 2018. Actualmente, es parte de los proyectos Sonambulario y Tinta digital.

Su relato titulado “El legado” le ha valido ser  ganador del Concuros “Nuestros realtos” convocado a nivel nacional por la Presidencia del Consejo de Ministros del Perú, en marco a la programación de actividades e iniciativas culturales y académicas por la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia del Perú.

 

El abogado piurano que, ahora mismo cursa estudios de posgrado en la Maestría de Literatura hispanoamericana de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), resalta “El legado” como una muestra de cómo la condición humana puede hacer frente a la inclemencia de las realidades posibles, y el Covid19 ha sido uno de los peores escenarios que pudo habernos tocado.

“En mi relato, la familia Maldonado es dueña de una funeraria ubicada frente al Hospital Cayetano Heredia. El padre y su único hijo deben hacer frente al incremento desaforado de los decesos que Piura sufrió al principio de la pandemia. El dilema que interpela a mis personajes, entonces, se da entre la decisión de dejarlo todo y recluirse en casa, dejando a los cuerpos de los suyos, su gente, pudrirse a la intemperie; o continuar en su labor y plantarle cara al desastre a costa de sus propias vidas”, manifestó el escritor.

También resalta que su escrito ganador es muestra de que su generación, “la de los millenial más jóvenes y los centennials, la de los muchachos de veinte, veinticinco y treinta que son largamente subestimados por su juventud y orillados a vivir en impostergable crisis, es la misma que anhela subvertir el orden desde los márgenes con la fe en las palabras de nuestro suelo, palabras que resultan siempre más fuertes que cualquier otra cosa”.

“Los invisibles tienen plomo en la sangre”

Martín Leandro Amaya Camacho ha empezado a escribir las mejores páginas de su historia profesional luego de ser nominado al premio anual de periodismo que otorga la Fundación Thomson, respaldado por la Asociación de Prensa Extranjera (FPA) del Reino Unido. Esta nominación lo coloca entre los 12 mejores periodistas jóvenes del mundo que destacan por escribir crónicas o reportajes en zonas candentes del planeta.

Amaya Camacho, escribe desde los 12 años de edad y cuando cumplió 19, ganó su primer premio con la crónica “Los campeones del sol”, escrito que cuenta la historia del equipo de fútbol de su pueblo de origen, el balneario de Cancas, ubicado en las playas de Tumbes.

Siete años más tarde, “Los invisibles tienen plomo en la sangre” es el título de la crónica que le ha valido para ser considerado a nivel mundial.

Esta crónica revela la cruda realidad que enfrentan los niños de Cerro de Pasco, región andina del Perú, a causa de la excesiva actividad minera que depreda el habitat natural y pone al borde de la muerte a su población.

Según cuenta, decidió escribir la historia por una necesidad de contar una injusticia y hacer de su pluma, su mejor arma para revelar estos excesos originados por las empresas transnacionales. Se presentó al concurso que reúne a participantes de 55 países del mundo en el mes de enero y el último martes 29 de septiembre recibió la noticia que le da posibilidades a ingresar al periodismo en Latinoamérica, según comenta.

“Esta nominación me abre puertas en el periodismo de Latinoamérica, pero quiero que sepan que: nunca lo hice por ganar un concurso, sentía que mi pluma tenía que contar una historia por responsabilidad moral”.

A sus 26 años, Amaya Camacho, dirige la revista Nube Roja. Es agradecido con la vida y en especial con las personas que lo han motivado a ser mejor persona y profesional, su familia y en especial a su esposa Mirtha Chong.

Puedes leer aquí>> «Los invisibles tienen plomo en la sangre»

(Con información del portal de la UNP)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here