El decano del Colegio de Ingenieros de Piura (CIP), Hugo Garcés Solano, advirtió que los módulos de viviendas que se construyen para los damnificados del Niño Costero en la Villa Pedregal Chico tendrían serias deficiencias en cuanto a los materiales usados y el proceso constructivo.

Garcés sostuvo que un grupo de especialistas acudió al caserío ubicado en el distrito de Catacaos atendiendo la solicitud de dos vecinos preocupados por lo que veían. Indicó que las dos veces que han acudido al lugar no encontraron a los encargados de la supervisión, de la residencia o un maestro de obra. Además, los obreros no supieron explicar las directrices de construcción que seguían.

“Están usando piedra demasiado grande, deben usar confitillo; el fierro usado no sería del diámetro adecuado, el techo no cumple con el espesor mínimo, ni las columnas y cimientos. No hemos podido contrastar con los planos y expedientes técnicos porque no hemos hallado al supervisor, ni siquiera a un maestro de obra”, dijo Garcés.

El decano expresó su preocupación al considerar que estos módulos no garantizan la seguridad para las personas que las habitarán. También manifestó su extrañeza por qué el Ministerio de Vivienda aprobó estos módulos en zonas inundables.

Los resultados de esta inspección fueron alcanzados a la Contraloría, la Secretaría Técnica Anticorrupción, y el Ministerio de Vivienda. Los módulos se construyen el marco del programa Bonos Familiares Habitacionales (BFH)

Al respecto, el área de prensa del Ministerio de Vivienda informó que aún no reciben el informe emitido por el CIP; por tanto, indican que una vez que los técnicos evalúen las observaciones planteadas, emitirán su pronunciamiento.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here