Niño de seis años intoxicado por plomo fallece en zona de Pasco expuesta a metales pesados

La madre del niño informó que este falleció por la leucemia que padecía, enfermedad que se asocia a una intoxicación crónica por plomo. La entidad responsable de cumplir con la reubicación es el Ministerio de Vivienda.

109

El hijo menor de la familia Olivera Daga, de seis años de edad, afectado por la contaminación de plomo y arsénico en la región Pasco, falleció ayer por la tarde en el Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja, en Lima, debido a complicaciones por la leucemia que le diagnosticaron en 2017.

El niño vivía con su madre, Aidee Daga, en el asentamiento José Carlos Mariátegui, del centro poblado de Paragsha (distrito de Simón Bolívar, provincia de Pasco). Ella y su otro hijo, de 15 años, son parte de las 34 familias de esta región andina que debían ser reubicadas por recomendación del Ministerio de Salud (Minsa) por estar expuestos a los metales plomo y arsénico, considerados elementos tóxicos y nocivos para la salud.

La madre del niño contó a Convoca.pe que esta situación comenzó en 2017, cuando una fiebre de 39 grados afectó a su hijo, con cuatro años en ese momento, y que no disminuía. Afirmó que antes de ese episodio su hijo nunca tuvo molestia física alguna. “Iba al colegio normalmente, el jardín Progreso”, agregó.

Pero la fiebre del niño no se redujo y su afección se prolongó por casi un mes. Durante ocho días, el menor estuvo hospitalizado en Cerro de Pasco y el 20 de septiembre del mismo año fue atendido en el Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja, donde la doctora Victoria Godoy, del Departamento de Hematología, le diagnosticó leucemia linfoblástica aguda B. “Dijo que era porque él tenía plomo en la sangre, y que esa enfermedad posiblemente podía ser por la contaminación”, refirió la madre.

Sobre las medidas tomadas por el Estado, Aidee Daga es tajante: “Vamos a ver por la salud [de su hijo], decían. Pero solo eran palabras. No había verdadero apoyo para la salud. [Parece que] ellos quieren que haya más víctimas muertas”, declaró.

En el informe confidencial emitido por el Ministerio de Salud en octubre del año pasado, se advierte la recomendación médica de “eliminar la fuente de exposición” o de lo contrario reubicar al niño.

Según el informe de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas del Minsa, se recomendó “eliminar la fuente de exposición o retirar a las personas comprometidas”, es decir a las 34 familias seleccionadas por esta entidad. Para tal fin, en febrero reciente se autorizó la transferencia financiera respectiva al Ministerio de Vivienda para el traslado y reubicación del grupo de personas referido. En tal sentido, se destinó S/ 105 mil por familia, es decir, S/ 3 millones 570 mil en total.

Sin embargo, hasta la fecha no se ha efectuado reubicación alguna. Contactados por Convoca.pe, miembros del grupo de familias afectadas expresaron su preocupación, pues sostienen que los lugares que les han ofrecido son departamentos pequeños y en pisos altos, lo que no es recomendable por el estado de salud de los menores.

El subdirector del Centro Labor de Pasco, Jaime Silva, quien conoce la situación de salud del niño debido a que sus familiares participaron en las protestas de 2017 para reclamar por atención especializada, reiteró su pedido a las autoridades para que se realicen acciones concretas a favor de la población de Pasco: “siempre hemos exigido desde hace dos años (…) que se implementen las políticas de atención médica altamente especializada para casos de afectación por metales tóxicos».

Añadió que «se ha exigido en todo momento a la Presidencia del Consejo de Ministros, al Ministerio de Salud, al Ministerio de Vivienda y a las diferentes entidades que deben conformar la comisión multisectorial para ver estos temas. Pero hay una lentitud y no tenemos todavía hospitales implementados, ni médicos especializados, tampoco contamos con mayores condiciones para que puedan facilitar una atención especializada.”

Convoca consultó al doctor Hugo Villa, médico neurólogo, sobre la relación de la enfermedad que padecida el menor y la intoxicación por metales tóxicos: «la asociación entre plomo y arsénico es bastante problemática (…), sobre ese tema hay mucho por investigar; lo concreto es que si el menor tenía los dos tóxicos en su organismo, no sería nada raro que esto le haya provocado un trastorno inmunológico que haya derivado en este tipo de cáncer», señaló.

Al cierre de esta nota, no se obtuvo pronunciamiento sobre el tema por parte del Ministerio de Salud. Consultados por Convoca.pe, el Ministerio de Vivienda señaló que la reubicación de Aidee Daga a la casa que seleccionó en San Juan de Lurigancho, en Lima, está prevista para que se efectúe en diciembre próximo, y que se estima que otras cuatro familias serán reubicadas antes, en septiembre.

Fuente: Convoca.pe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here