Iván Calderón Castillo.

El gobernador de Piura, Servando García Correa, nuevamente nombró a un profesional cuestionado en un cargo de confianza. Esta vez se trata del médico Iván Oswaldo Calderón Castillo, quien desde el viernes 8 de febrero ostenta el cargo de director del Hospital de Apoyo II-2 de Sullana.

García Correa hizo el nombramiento a través de la resolución ejecutiva regional N° 158-2018, sin considerar las sanciones administrativas cuando ya había sido director del mismo hospital, y sobre todo sin considerar un procedimiento sancionador iniciado por la Contraloría General de la República.

LEER MÁS | Consejo Regional investiga nombramiento de personal de confianza de Servando García

El proceso empezó el de enero, a través de la resolución, y los motivos no son nada santos. El documento precisa que el médico habría presentado boletas de compra presuntamente falsas para sustentar viáticos cuando trasladó a una paciente del Seguro Integral de Salud.

El médico, además, habría rendido viáticos con documentos y boletas que exceden la duración y el costo de la comisión.

Sacan a Eugenio Tadeo del Proyecto Chira-Piura y lo reemplazan por un trujillano

La resolución justifica el inicio del procedimiento, indicando que habría violado el código de ética, al transgredir los principios de la función pública como el de probidad; y el incumplimiento del uso adecuado de los bienes del Estado, pues no son para beneficio propio.

Si el médico es hallado culpable de las imputaciones, sería sancionado hasta con cuatro años de inhabilitaciones para ejercer la función pública.

Pero Calderón Castillo tiene otro rosario de sanciones durante la gestión de Javier Atkins ejercía como director del mismo nosocomio.

En la web del Gobierno Regional de Piura está la Resolución Gerencial General Regional N° 394, emitida el 28 de diciembre de 2012, mediante el cual lo sancionaron a seis meses sin goce de haber, por permitir el ingreso de cinco médicos a laborar a la entidad sin previo concurso público de méritos.

Asimismo, programó y ejecutó turnos de guardia sin tener el presupuesto para su pago, generando una deuda S/. 90 716 para el Hospital de Apoyo de Sullana.

También está la resolución Gerencial General Regional N° 392-2012, mediante la cual se le sancionó por contribuir al rechazo de 10 963 fichas de atención al seguro, lo que ocasionó un perjuicio económico al Hospital de Apoyo II Sullana por el importe de S/ 474 142.71 soles.

Tampoco rindió cuentas financieras para aclarar el presupuesto de las fichas rechazadas, así como la información para controlar la producción de servicios frente a los ingresos por la prestación de servicios al Seguro Integral de Salid.

Entre otras omisiones administrativas, las cuales fueron investigadas por la Oficina de Control Institucional y se encuentran contenidos en el Informe Administrativo N° 030-2009-2-5349 (SAGU)”.

Servando García da cargo de confianza a ex gobernador de La Libertad

CALDERÓN RESPONDE

El director del hospital de Sullana, Iván Calderón Castillo, en comunicación con Radio CUTIVALÚ reconoció que la Contraloría General de la República le ha iniciado un proceso sancionador por presuntas irregularidades en la justificación de gastos de viático al presentar boletas fraudulentas cuando trasladó una paciente del SIS a Lima.

Sin embargo, negó que dichas acusaciones sean ciertas, y expuso como principal argumento el archivamiento de la denuncia penal que se le seguía por el mismo caso en la fiscalía de Sullana.

“Las boletas son verdaderas y todos los gastos están justificados, por eso la fiscalía ha archivado el caso”, expresó.

Para defenderse la próxima semana acudirá a Chiclayo para presentar sus descargos.

El medicó desestimó que vaya a dejar el cargo pues se siente con la solvencia moral y académica para tomar las decisiones administrativas del nosocomio. Además, sigue gozando de la confianza del gobernador Servando García, pues hasta el momento no han tratado la denuncia.

Cabe indicar que de ser hallado responsable, el médico puede ser inhabilitado hasta con cuatro años para ejercer la función pública.

Respecto a las sanciones que recibió en el 2012 también por faltas administrativas cuando fue director del hospital, reconoció que cumplió dos meses de sanción sin goce de haber, pero dijo que para demostrar que era inocente el caso está en un proceso judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here