Ordenan captura del docente que violó y embarazó a escolar en Morropón

Esto ocurre siete meses después de denunciado el caso.

3641
  • Prueba de ADN practicada al recién nacido confirmó la paternidad del acusado César Germán Ibáñez Agurto.
  • La fiscalía pedirá cadena perpetua para el investigado, puesto que la escolar tenía 13 años cuando fue violada y embarazada.

En el caserío Barrios, ubicado en el distrito de San Juan de Bigote, provincia de Morropón, se respira desconfianza, decepción, pero también ansias de justicia. Han pasado siete meses desde que se conoció el caso de una escolar de 13 años violada y embarazada por su profesor, y hasta la fecha el responsable anda suelto.

Son las 10 de la mañana de un viernes soleado, y como todos los días, doña Elisia Ramírez Puelles debe caminar unos 20 minutos desde su casa hasta el colegio Enrique López Albújar, del caserío Barrios, donde le espera su hija.

Con su nieto en brazos, un bebé de dos meses de nacido, va sorteando las piedras que hay en el camino rocoso. En la escuela, una escolar de 14 años recibe al pequeño para darle de lactar.

Doña Elisia respira profundamente antes de hacer un recuento de lo que han sido estos siete meses desde que denunció la violación sufrida por la mayor de sus cuatro hijas, cuando ésta tenía 13 años, y que la llevó a convertirse en madre.

Los hechos ocurrieron en noviembre de 2018, pero recién en abril de este año la escolar decidió contarle a su madre todo lo sucedido en el cuarto que el docente César Germán Ibáñez Agurto alquilaba en el caserío.

Elisia Ramírez encaró al director del plantel, Henry Crisanto Quispe y a la tutora de su hija para que tomen cartas en el asunto. Pero, estos no reportaron el hecho a las autoridades de Educación, tal como lo exige la ley.

Ante ello, en julio pasado la madre de familia, acompañada de las autoridades del caserío, llegó hasta las cabinas de Cutivalú para hacer público su caso y exigir justicia.

Esto motivo que, el mismo director regional de Educación, especialistas de la Ugel Morropón, del Centro Emergencia Mujer y la Defensoría del Pueblo se movilizaran hasta el plantel para atender el caso.

Han pasado siete meses y hasta la fecha nadie conoce el paradero de César Germán Ibáñez Agurto. Desde su natal, Barrios, doña Elisia exige justicia.

 

PRISIÓN PREVENTIVA

Una odisea similar debió soportar la agraviada y su madre, en el lado penal. La Fiscalía intentó recoger el testimonio de la escolar, pero la víctima guardó silencio cuando era entrevistada en la cámara Gessel. Por ello, el Juzgado de investigación preparatoria de Chulucanas, ordenó comparecencia restringida contra el acusado, mientras esperaban que el bebé nazca para practicarle una prueba de ADN.

El niño nació en agosto. La esperada prueba arrojó positivo, confirmando así la paternidad de Germán Ibañez.

Esto generó que el Juzgado de Investigación Preparatoria de Chulucanas, varíe la medida de comparecencia restringida por la de prisión preventiva por 6 meses en contra del docente.

La abogada del CEM de Chulucanas, Fiorella Hidalgo Palacios, quien brinda acompañamiento legal a la víctima y su familia, manifestó que, este cambio se aprobó el 7 de noviembre. Pero, es el 15 de noviembre, que el Juzgado notificó la orden de orden de búsqueda, ubicación y captura de Germán Ibáñez Agurto, ante la oficina de Requisitorias de la Corte Superior de Justicia de Piura y la Policía Judicial.  El docente se encuentra como no habido.

Teniendo en cuenta que la menor tenía 13 años cuando ocurrieron los hechos, y de acuerdo a ley, la Fiscalía pedirá cadena perpetua para el acusado.

Hidalgo Palacios manifestó que la menor ha sido derivada al centro de salud de Chulucanas donde recibe su terapia psicológica, “eso es de mucha ayuda para su recuperación emocional”, señaló.

RECHAZAN AL DIRECTOR

“Son siete meses esperando justicia”, repite Elisia Ramírez al momento de encontrarse en la escuela con don Raúl Huancas Moreno, presidente de la APAFA de la IE Enrique López Albújar, y doña Erika Flores, tenienta gobernadora del caserío Barrios.

Ambos padres de familia conocen de cerca a la familia de doña Elisia y por eso desde abril la acompañan en su búsqueda de justicia.

Para el presidente de la APAFA y la teniente gobernadora, el director del plantel Henry Crisanto Quispe debe ser retirado del magisterio porque no cumplió con el protocolo que lo obligaba a informar el caso ante la Ugel Morropón, en un plazo no mayor de 24 horas. Peor aún, permitió que en la oficina de dirección, la familia del docente acusado se reúna con la menor para persuadirla que desista de la denuncia.

Huancas Moreno recordó que la Ugel Morropón abrió un proceso administrativo contra Crisanto Quispe, que concluyó con la suspensión de sus funciones por 7 meses. Sin embargo, tras apelar a la medida, esta se redujo a dos meses. A fines de octubre regresó al cargo, motivo por el cual la APAFA ha presentado un memorial a la Ugel Morropón pidiendo su destitución del cargo al haber roto todo tipo de relaciones con la comunidad educativa.

Cutivalú intentó dialogar con el director Henry Crisanto, y aunque inicialmente nos dijo que nos daría una entrevista. Posteriormente ordenó que se nos impida ingresar nuevamente a la escuela.

En una entrevista del mes de julio, Crisanto reconoció no haber actuado con la premura que amerita un caso de violación. Argumentó que desconocía la norma de protección de niños y adolescentes. “Reconozco que me demoré porque no sabía lo que decía esa ley”, expresó hace unos meses.

Doña Elisia y los padres del apacible caserío de Barrios esperan justicia, que la Policía incluya a Germán Ibáñez Agurto en la lista de los más buscados, y que las negligencias cometidas durante estos siete meses de espera, sean sancionadas con todo el peso de la ley.

El Ministerio de Educación, la Drep y la Ugel Morropón, tienen mucho que responder en este delicado caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here