P. Paco Muguiro: «La calle ha tenido poder y razón» [Opinión]

Por: Paco Muguiro Ibarra SJ

Si algo tenemos que rescatar de los acontecimientos de estos días es que una vez más la calle ha tenido poder y sobre todo los jóvenes, lo han usado y han triunfado, que no es usual que así sea. Nos alegramos. Lo peor han sido las dos muertes de estos jóvenes llenos de ilusión y proyecto por mejorar el Perú… ¿Cuántas ilusiones y cariños tendrían puestas sus padres en estos sus hijos? A la PNP le corresponde no solo sancionar a los culpables, sino mejorar en sus métodos disuasorios, porque el orden público jamás se debe imponer cobrando vidas de peruanos.

Todos sabemos que el Congreso es una de las instituciones más desprestigiadas del país y que con alegría, con fuerza el pueblo aprobó su cierre hacía unos meses, y Vizcarra subió en las encuestas por encima del 70%. ¿Cuál era la razón? Que no dejaban gobernar, obstruían el poder del Presidente para que realizara las reformas que todo el pueblo quería.

Yo me pregunto, ¿en qué análisis político se han basado los 105 congresistas para creerse que los ciudadanos, a los que ellos representan, iban a apoyar que lo vacaran por unas denuncias, que todavía tenían que probar, si hacía unos meses  habían cerrado el Congreso porque lo obstruían? ¿Y a tres meses de las elecciones, en medio de la peor crisis económica y sanitaria, y por supuesto si salía la vacancia también política?. ¿Y qué líder es el tal Manuel Merino, que con las justas era conocido, por la clase política, y con sospecha de tener rabo de paja, para que sea aceptado por ese pueblo así no más?. Que hay que juzgar al Presidente, por supuesto pero dentro de 8 meses.

Entonces los argumentos no venían por la lucha contra la inmoralidad del Presidente, que lo descalificaba (dudosa interpretación de la Constitución) sino porque los intereses individuales y de grupo eran de tal tamaño que les cerró los ojos ante tremenda barbaridad política, y no solo les cerró los ojos sino los oídos, para no ver y escuchar lo que decía la calle. Donde estaban los intereses del país, que para defenderlos están bien remunerados.

Comentario, solo con sentido común, de una revista, resume de la situación: «Si algo es claro es que retirar del cargo al presidente con mayor popularidad histórica en más de 10 años, a menos de cuatro meses de las elecciones, no es lo más aconsejable, sobre todo teniendo cuenta la tremenda impopularidad del órgano legislativo, y en  medio del coletazo económico, social y político de la peor pandemia en un siglo”.

Y ahora, ¿Qué cosa hacemos Sr. Manuel Merino y los 105 congresistas que lo apoyaron?, ¿Se irán tranquilos a su casa a seguir disfrutando de sus buenas remuneraciones y viáticos? ¿No puede haber sanción para ellos por incumplir sus funciones y traicionar al  pueblo que representan? Y ¿seguirán gobernando? ¿Con qué autoridad moral? No, exigimos una sanción.

ANGR a Sagasti: ministros deben continuar en su cargo para no paralizar proyectos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here