Paita: sujeto confiesa que asfixió a víctima para luego quemarla y enterrarla en un descampado

2021
Foto: La República

José David García confesó que asfixió a María Angélica Ipanaqué Tume para luego quemarla y enterrarla en un descampado de Paita.

PUEDES VER >>> Hallan el cadáver de una mujer quemado y enterrado en una cochera de Paita

El padre de María Angélica Ipanaqué Tume (30) contó que el martes por la mañana, sus esperanzas de encontrar el cuerpo de su hija con vida se acabaron, luego de escuchar a David García García narrar a sangre fría la manera en que asesinó a su ser querido.

Ese día, durante varias horas, agentes de la Divincri Piura preguntaron incontables veces a García si sabía qué ocurrió con la fémina. Pero este hombre lo negó rotundamente hasta que los agentes notaron sus excesivas contradicciones y nerviosismo, por lo que le pidieron que los llevara al lugar donde trabajaba como vigilante.

Una vez en el lugar del crimen, ubicado en el local de la comunidad San Francisco de Paita, los agentes rodearon al sujeto para que les confesara detalle a detalle qué fue lo que ocurrió la madrugada del 30 de junio. Mientras esto ocurría con el sospechoso, el padre de la extinta, José Ipanaqué, inspeccionó todo el lugar hasta que una porción de tierra recién removida le llamó la atención.

Sobre ello, García dijo que una empresa de electricidad había dejado la tierra removida al intentar colocar un poste. Sin embargo, cuando los agentes se disponían a cavar en el sitio David García ordenó que se detuvieran, pues iba a confesar todo sobre el crimen.

Finalmente, el homicida contó que llevó a la fallecida a dicho local con la finalidad de mantener relaciones sexuales. Pero después de esto, la mujer le exigió formalizar su relación. El sujeto temía ser descubierto por su esposa.

Esta respuesta originó una pelea, donde el feminicida la ahorcó hasta causarle la muerte. Luego hizo un hueco en medio del local para rociarle gasolina y prenderle fuego. Para finalizar, el hombre la enterró con bloquetas de concreto de unos 50 kilos y basura, con la finalidad de que el olor no lo delatara.

Tras cometer el crimen salió a trabajar como si nada hubiera pasado. A partir de ese momento, mientras los deudos buscaban por todos lados a María, el hombre regresaba cada cierto tiempo para verificar que los perros y otros curiosos no hayan desenterrado el cuerpo de su expareja.

Los restos de la joven víctima fueron enterrados la mañana de este jueves en su natal distrito de Bernal, en medio de pedidos de justicia de sus familiares y amigos.

Fuente: La República

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here