Piura: Contraloría halla indicios de irregularidades en 39 intervenciones por Covid y reconstrucción

«La corrupción es un virus y mata tanto como el coronavirus. No ejecutar los recursos apropiadamente, eso le cuesta la salud y la vida a nuestra gente». Así se pronunció el contralor general de la República, Nelson Shack Yalta, sobre el uso de los fondos durante la emergencia por la Covid-19 y las acciones de control que han realizado para advertir estas irregularidades.

En el cuarto día de su permanencia en la región Piura, Shack Yalta brindó una conferencia de prensa junto al gerente regional del órgano de control Joan Ramírez Merino. Aquí informaron de 39 informes de control posterior en Piura que están en la etapa final de elaboración y empezarán a conocerse dentro de dos semanas. De estos, 10 corresponden al uso del dinero público durante la pandemia.

La máxima autoridad de la Contraloría explicó que ahora mismo están abocados al control concurrente en las obras con el fin de advertir las situaciones adversas, aquello que está mal, para que se corrija en el acto y evitar el perjuicio. De no corregirse, se desarrolla un control posterior, a través del cual se recoge toda la información y elementos que dieron pie a los indicios de irregularidades.

Nelson Shack destaca que, “cuando la Contraloría realiza un control posterior es porque están convencidos de que hay irregularidades, responsabilidades, y por tanto corresponde una sanción ya sea administrativa, civil o penal”. Y es lo que ocurriría con los 39 informes que se alistan.

LEER MÁS >> Piura: Contraloría advierte que defensas ribereñas solo tienen 39% de avance

Intervenciones por la Covid

Debido a la reserva de las investigaciones, la Contraloría no dio detalles de los casos, pero se supo que entre ellos está el caso del hospital popular Señor Cautivo, donde la Contraloría advirtió a través de un informe que el Gobierno regional de Piura contrató el servicio de vigilancia para este local, pese a ser privado y nunca haber recibido a pacientes Covid, tal como lo prometió el gobernador Servando García Correa a inicios de la pandemia.

El gerente regional Joan Ramírez también mencionó otros casos que serán parte de los informes: la adquisición de Equipos de Protección Personal (EPP) como mandilones y guantes, en la Diresa y en Morropón- Chulucanas, y que la Contraloría advirtió que no cumplían con la normativa del Minsa. 

Asimismo, la demora en la implementación de los hospitales temporales en La Videnita en Piura, y en el excampo ferial de Sullana, por el cual se paga una fuerte cantidad de dinero por alquiler sin que aún estén en uso. 

Ramírez Merino añadió que otras intervenciones, cuyos resultados serán publicados en las próximas semanas, provienen de diferentes distritos de la región como Salitral de Morropón, donde se auditó la obra de rehabilitación del camino vecinal en Serrán que está a cargo de la municipalidad distrital. Asimismo, la intervención en la Municipalidad distrital de Cristo Nos Valga (Sechura) donde se presume malos manejos por S/ 33 millones; así como las intervenciones de control realizadas en las municipalidades distritales de Huarmaca, en Huancabamba, y Vichayal, en Paita.

Obras de la Reconstrucción

Desde el martes 13 de octubre que llegó a Piura, el contralor general viene supervisando diferentes obras en Piura, Sullana y Talara que según adelantó presentan una serie de irregularidades que provocarían un grave perjuicio económico al Estado.

“Lo que he visto en la más de media docena de obras que hemos visitado es que todas tienen problemas. No solo hay demoras. Hay negligencias que van a conllevar a perjuicios económicos que va a tener que asumir el Estado. Y eso no se puede quedar así (…) Antes de fin de año se publicarán 39 informes de Piura con todos los funcionarios identificados, las presuntas irregularidades cometidas y que deberán ser sancionadas”, expresó Nelson Shack.

Algunas de las obras supervisadas y las situaciones adversas detectadas son:

    • Servicio de protección ante inundaciones de la ribera de la margen izquierda del río en el bajo Piura (a cargo de Municipalidad de Piura): debe culminar en marzo de 2021, pero la Contraloría detecta que su avance es casi nulo.
    • Mejoramiento del Establecimiento de Salud los Algarrobos (a cargo de Gobierno regional): la obra fue entregada en octubre de 2019 pero solo tiene un 18% de avance.
    • Defensas ribereñas de Piura y Castilla, tramo del puente Cáceres al futuro puente Integración (a cargo de Gobierno regional): el contralor detectó que las tablestacas están deterioradas y desalineadas debido a una deficiente construcción e instalación, lo que es un grave riesgo ante la crecida del caudal.
    • Mejoramiento del Instituto de Educación Superior Tecnológico Público Luciano Castillo Colonna- Talara (a cargo de Gobierno regional): la obra debió ser entregada en junio de 2019, pero ha recibido siete ampliaciones de plazo. La obra recién estaría lista dentro de seis meses.
    • Instalación del hospital temporal en el excampo ferial de Sullana (a cargo de Autoridad para la Reconstrucción): ambiente de hospitalización no es utilizado, pese a la fuerte inversión realizada y el costoso alquiler que se paga por el local.

    • Rehabilitación de losas en el canal vía Cieneguillo y Cola de Alacrán- Sullana (a cargo de Municipalidad de Sullana): el material de relleno incumple lo establecido en el expediente técnico y genera el riesgo de afectar la calidad de la obra y su vida útil.
    • Construcción de puente sobre la quebrada Yale – Talara (a cargo de Municipalidad de Talara): se ha pagado por avances de obra que no se han ejecutado. El ingeniero residente y supervisor no están habilitados para ejercer la profesión.
    • Recuperación del camino vecinal Puente Quiroz – La Monja – Revolcaderos – Valdivia – Chivatos, distrito de Suyo- Ayabaca (a cargo de Sub región Luciano Castillo Colonna): se ha pagado por avances no ejecutados. La obra no tiene personal clave ofertado poniendo en riesgo la calidad de los trabajos y el cumplimiento del contrato.

El contralor Nelson Shack recordó que por ahora la Contraloría no tiene capacidad sancionadora, por lo cual una vez más pidió al Congreso que apruebe el proyecto de ley para devolverles esta facultad. Asimismo, reiteró lo anunciado días atrás en entrevista con Cutivalú, que en el primer trimestre del próximo año realizarán un megaoperativo de control en toda la región Piura, para lo cual destinarán cientos de auditores.

Para esa fecha se espera que ya esté instalada la Procuraduría de la Contraloría en Piura que permitirá, a partir de los hallazgos y responsabilidades determinadas en los informes, se proceda directamente con las denuncias civiles y/o penales, y ya no se dependa de las procuradurías de las propias instituciones públicas donde no avanzan porque están a cargo de funcionarios de confianza de la autoridad de turno.

Dato: 

  • Un informe de la Contraloría estima que durante el 2019 la corrupción dejó un perjuicio económico de 1,039 millones de soles en la región Piura. 
  • El contralor Nelson Shack aseguró que en noviembre volverá a esta región para supervisar las obras de Ayabaca y Huancabamba donde la población ha presentado varias denuncias.

Piura contará con una Procuraduría de la Contraloría para acelerar procesos contra los corruptos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here