Piura reporta 73 casos de Guillain-Barré y 2 fallecidos

Entre enero y abril, en pleno apogeo de la pandemia de la COVID-19, la región Piura registró dos fallecidos y 73 pacientes del síndrome de Guillain-Barré, de los cuales, la mayoría corresponden a las localidades de Sullana, Piura y Castilla.

Del total de los 73 casos, 18 corresponden a Sullana, 13 al distrito de Piura, 8 a Castilla, Bellavista (Sullana) registra 6, Veintiséis de Octubre reporta 4 pacientes, Ignacio Escudero y Marcavelica, en Sullana, reportan 3 casos cada uno; Paita tiene 2, y otros 16 casos en otras localidades. Ello convierte a Piura en la región con mayor casos en la costa norte. Con respeto a los fallecidos, uno fue reportado en Paita y otro en Marcavelica.

El director regional de Salud, Víctor Távara, precisó que los casos se presentaron hasta la semana 17; es decir, a finales de abril y comienzos de mayo. Desde aquel entonces a la fecha, ya no se ha reportado ningún caso, según el reporte que maneja la Diresa.

Agregó que si bien la cifra es mucho menor a comparación del año pasado, cuando se registraron 177 pacientes, se debe insistir en el diagnóstico oportuno de pacientes y, para ello, existe el stock suficiente de ampollas de inmunoglobulina como tratamiento de dicha enfermedad en los hospitales de Apoyo II de Sullana y Santa Rosa.

“Actualmente se tiene 300 dosis de ampollas de inmunoglobulina en Sullana y la misma cantidad en Piura, que abastecería a 12 pacientes teniendo en cuenta que se suministra 25 ampollas a cada paciente. Con respecto a los pacientes que requieran ventilación mecánica, también hay camas UCI disponibles para estos pacientes”, acotó.

Távara añadió que lo fundamental es el lavado de manos y comer en lugares seguros, sobre todo, ahora que se ha reactivado la venta de comida en restaurantes.

LEER MÁS >> Diresa asegura que nuevo local de Cesamica será I-4 y defiende su cambio a Cossío del Pomar

Implementación

Al respecto, el presidente de la Federación Médica de Piura, Arnaldo Vite, comentó que la falta de implementación de áreas diferencias en los hospitales, desde comienzos de la pandemia pudo haber originado que otros casos de Guillain-Barré no se hayan tomado en cuenta en el registro de la Diresa. “Los pacientes de Guillain-Barré presentan entre sus síntomas la falta de respiración, y las familias lo pueden confundir como COVID-19. Es vital haber implementado las áreas diferenciadas desde un inicio”, dijo.

Añadió que las consecuencias que dejará el nuevo coronavirus con respecto a otras enfermedades se verán a mediano plazo, ya que actualmente, en los nosocomios se atiende en un 80% a pacientes COVID-19.

En tanto, el especialista en Salud Pública, Dr. Julio Barrena, precisó que se debe reorganizar las consultas en el caso que lo amerite de manera presencial, y las que no sean de seguimiento de manera virtual, para ir disminuyendo los riesgos y la mortalidad que pueden causar otras enfermedades como el caso de los pacientes con síndrome de Guillain-Barré.

El especialista dijo que se necesita hospitales permanentes.

Fuente: Correo

Sociólogo Hugo Neira: «la anomia social es el resultado de una mala educación»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here