Piura: sobrina de gobernador se beneficia con vacuna en centro de salud donde dejó de laborar antes de la pandemia

La técnica de enfermería Ana García García dejó de laborar en el centro de salud de Buenos Aires (Morropón) desde febrero de 2020, pese a ello fue de las primeras en recibir la dosis de Sinopharm.

Imagen: Cutivalú

La vacunación al personal de primera línea que se inició la semana pasada en Piura ha generado algunos cuestionamientos, sobretodo por las denuncias de que el padrón excluye a personal de salud que a diario atiende a enfermos de la Covid, y beneficia a quienes están de licencia, hacen trabajo remoto, o ya no laboran en el sector.

Cutivalú halló que uno de estos casos se registra en el centro de salud de Buenos Aires, en la provincia piurana de Morropón, donde una extrabajadora fue vacunada al estar registrada en el padrón de personal a ser inoculado.

Se trata de Ana Consuelo García García, sobrina del gobernador regional de Piura y presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR) Servando García Correa. Ana García es técnica de enfermería y fue una de las primeras en ser vacunada, pese a que dejó de laborar en este establecimiento desde febrero de 2020; es decir, antes del inicio de la pandemia. 

En este establecimiento, algunos profesionales de salud expresaron su malestar por el proceso de vacunación, pues varios trabajadores no accedieron a la vacuna a diferencia de la “sobrina del gobernador que sí tuvo la suerte de ser vacunada”.

En diálogo con Cutivalú, Ana García García, señaló que recibió la vacuna el 12 de febrero, es decir el segundo día de vacunación y previamente consultó si no había problema dado que ya no labora en el centro de salud. La respuesta fue que debía vacunarse porque estaba en el padrón nominal. 

“Yo no estoy laborando actualmente pero resulta que me avisaron que había salido en el padrón de vacunación y la encargada del centro de salud me llamó para que vaya a ponerme mi vacuna. Yo pregunté si ameritaba ponerme porque no estaba laborando y me dijeron que ya habían hecho las averiguaciones, que llamaron o que estaba ahí la licenciada Chafloque, y que indicaron que todos los que estaban en el padrón debían ser vacunados. Yo incluso fui tarde y recibí la vacuna el segundo día, el 12 de febrero. De repente más adelante me reincorporo en algún concurso y ya pues ya estoy vacunada, pero no es mi culpa”, manifestó Ana García.

AUDIO >>> 

Al respecto, el gerente del Clas, Saúl Agurto Zapata, reconoció la vacunación de Ana García García. En su defensa argumentó que cuando esto ocurrió él estaba de permiso, pero que la encargada de inmunizaciones del centro de salud, Any Pachérrez, le ha informado que la orden de vacunar a todos los que estaban en padrón a pesar de que ya no trabajarán allí, vino de la jefa de inmunizaciones de la Subregión de Salud Morropón- Huancabamba (SRMH), Gladys Chafloque. 

“La señora Gladys Chafloque ha venido y ha insistido que se llame al personal para que vengan a vacunarse, así no trabajen en el establecimiento porque se debía cumplir con toda la vacunación. Ella ha autorizado que se llame a Ana García”, señaló Agurto Zapata.

Como gerente del Clas, reconoce que es difícil de entender que se haya ordenado la aplicación de la vacuna a alguien que ya no labora en el puesto de salud, “en lugar del personal que sí está en primera línea, como los chóferes de los vehículos donde se transporta al personal que atiende a enfermos con covid”. 

Centro de salud de Buenos Aires – Morropón / Foto: Scarlett Cardoza – Cutivalú
“La han llamado de inmediato y la han vacunado”

En efecto, la jefa de inmunizaciones de la SRMH, Gladys Chafloque, acudió al centro de salud para garantizar la vacunación de los 42 trabajadores que aparecían en el padrón. Esta versión fue confirmada por el director de la SRMH, Óscar Berrú Vargas, quien reconoció que “ha habido errores en el padrón nominal porque incluye a personas que ya no están laborando”.

En declaraciones a Cutivalú, Berrú aseguró que esto se debe a que el Ministerio de Salud envió las vacunas con un padrón diferente al que las autoridades de salud de Piura alcanzaron. “Es un padrón nominal que ha venido del Minsa (…) desde noviembre y hasta enero hemos enviado una lista actualizada, corregida, pero a pesar de eso el Minsa ha enviado la anterior lista”, señaló.  

Contrario a lo señalado por la misma Ana García, quien sostuvo que fue vacunada en el segundo día, el director de la SRMH, remarcó que la técnica en enfermería y sobrina del gobernador regional recibió la dosis en el primer día de vacunación, por ello ya no pudieron advertir para que no la vacunen.  “Cuando la han visto en la lista, la han llamado de inmediato y la han vacunado. Para cuando llegó el nuevo documento del Minsa que permitía cambiar el destino de las vacunas si es que había personal que no trabajaba, y quisimos corregir, ya la habían vacunado”

Berrú aceptó que ha existido premura al momento de vacunar a la extrabajadora, pero justificó el hecho en las disposiciones del Minsa. Como funcionario de confianza del gobernador regional, Berrú negó cualquier tipo de presión para vacunar a la sobrina de la autoridad por lo que trató el hecho como algo que también ha ocurrido en otras regiones. El hecho no será investigado.

Cabe indicar que en el centro de salud de Buenos Aires trabajan tres familiares del gobernador regional Servando García: Ricardo Huamán García, quien también es hermano de Ana García. Asimismo, las hermanas Nelly y Fanny García Correa, primas de la autoridad regional. Los tres son técnicos de enfermería que han recibido la primera dosis de Sinopharm, según el padrón nominal. 

Registro de personal que recibió la vacuna contra la covid.

Cutivalú intentó comunicarse con el gobernador regional Servando García, pero no respondió nuestras llamadas ni mensajes. 

Datos: 

  • Según el portal del Registro Nacional de Personal de Salud (INFORHUS), actualmente Ana García García no labora en ningún establecimiento del MINSA. Su última plaza la ocupó en el centro de salud de Buenos Aires hasta febrero de 2020.
  • La Contraloría General viene monitoreando el proceso de vacunación en todas las regiones del país. El informe regional será publicado en los próximos días.

Piura: esposa del gerente de EsSalud se vacunó contra la covid pese a realizar trabajo remoto

1 Comentario

  1. ESTOS HECHOS NO SON PRODUCTO DE ERRORES O DE MERAS CASULIDADES
    Los peruanos no somos tan tontas como para creer que el hecho de que una sobrina del Gobernador Regional de Piura, que ya no trabaja en un centro de salud del distrito de Buenos Aires (Morropón) desde hace más de un año, y la esposa del gerente de la Red Asistencial Piura de EsSalud, una enfermera del Hospital Jorge Reátegui de EsSalud – Piura, que realiza trabajo remoto, sean producto de sendos “errores” o “actos del azar”, o de una “mera casualidad”, más aún si los funcionarios públicos a cargo de la responsabilidad de confeccionar los padrones del personal de dichos centros asistenciales a ser vacunados, manifiestan que las mencionadas personas no se encontraban incluidas en las nóminas que ellos remitieron a las instancias superiores de sus entidades para su consolidación y remisión al Ministerio de Salud – MINSA.
    En efecto, no es una mera casualidad que el gerente del CLAS Buenos Aires, no solo haya reconocido la vacunación de la sobrina del Gobernador Regional Piura y en su defensa argumente que cuando este hecho se produjo, “él se encontraba de permiso”, y que la encargada de inmunizaciones del centro de salud le ha informado que “la orden de vacunar a todos los que estaban en el padrón”, incluso los que ya no trabajaban en los centros de salud, “vino de la jefa de inmunizaciones de la Subregión de Salud Morropón – Huancabamba (SRMH)”.

    Tampoco es una casualidad que el director del Hospital Jorge Reátegui de EsSalud – Piura se limite a “explicar” que en el padrón inicial que envió a la Gerencia de la Red Asistencial de EsSalud – Piura no figuraba el nombre de la esposa del Gerente de la mencionada Red Asistencial como prioridad, porque “ella realiza trabajo remoto”.
    Este tipo de prácticas mañosas son frecuentes en las instituciones públicas. Cuando se quiere cometer actos contrarios a la ley, se “desplaza” al personal del área a otros lugares o unidades orgánicas de la institución, o se les encarga “comisiones” temporales o permanentes de servicios fuera de sus lugares de trabajo o se les torga “permisos o vacaciones”.
    No cabe ninguna duda, entonces, que tales hechos no han podido producirse sin el conocimiento, disposición y consentimiento de los más altos niveles de decisión de los referidos organismos públicos, por lo que corresponde realizar las investigaciones correspondientes para determinar y deslindar las responsabilidades de los autores de este ilegal e inmoral “Vacunagate” piurano y no permitir la impunidad en desmedro del personal asistencial de primera línea que se enfrenta y sigue enfrentándose diariamente a esta infernal pandemia, para salvar la vida de tantos enfermos de Covid, quienes no pueden vacunarse porque algunos malos peruanos utilizando su poder y función pública han permitido que se vacunen sus familiares y allegados antes que los médicos y personal de enfermería de las UCIS, UCIN y Emergencias de los Centros Asistenciales del Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here