¿Por qué elegir al factoring frente a un préstamo bancario para tu empresa?

La falta de liquidez es un problema grave para toda empresa. El no generar suficiente activo rentable puede ocasionar que esta no cumpla con sus pagos correspondientes, lo que, incluso, puede llevarla a fracasar. Sin embargo, para revertir esta situación, hoy en día existen diversas maneras de obtener capital.  Entre las principales están: los préstamos bancarios y el factoring.

El préstamo bancario es una forma de financiamiento otorgada por los bancos a empresas de todos los tamaños. No obstante, para acceder a ella, la compañía solicitante tiene que cumplir con ciertos requisitos como demostrar solvencia económica, capacidad de pago, entre otros. Por otro lado, el factoring, o también conocido como factoraje, es también un sistema de financiamiento, pero que tiene como ventaja diferencial la rapidez con la que se tramita. Además, no es para nada un proceso engorroso.

¿Por qué elegir al factoring frente a un préstamo bancario?

Como ya lo mencionamos, una de las principales ventajas es la inmediatez con la que se tramita este proceso. Una vez presentada y aprobada la documentación, la empresa podrá disponer de fondos automáticamente (usualmente este proceso ocurre en 24 horas). Por el contrario, el proceso de aprobación de un crédito por parte del banco toma un tiempo más prolongado. Si tu empresa está con problemas de liquidez de solución urgente, esta espera puede resultar desfavorable.

Otro punto a favor es que la evaluación crediticia que hará la empresa de factoring se basará en la empresa que pagará la factura (el cliente), mas no en la empresa solicitante. Esto es muy beneficioso sobre todo para las PYMES que son nuevas o no tienen gran historial financiero.

El sistema de factoring, a comparación de un préstamo financiero, cuenta con menores tasas de interés. Por lo que, si se habla de ahorrar dinero, será mucho más conveniente.

Uno de los últimos puntos, quizás uno de los más importantes y ventajosos, es que el factoring no es un préstamo, por lo tanto, no generará deuda en el sistema bancario o financiero, ni mucho menos limitará el acceso a créditos bancarios.

Por último, contratar un servicio de factoring te permitirá reducir esfuerzos y dolores de cabeza ya que, no será necesario que gestionen la cobranza de esas facturas pendientes. El factoraje se encargará de la gestión de tus facturas, incluyendo el cobro y manejo de los pagos de los compradores.

Piden cárcel para alcalde y funcionarios de la Municipalidad Distrital de Veintiséis de Octubre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here