(Foto: Carlos Chunga / Cutivalú)

En marzo se convocará a licitación el saldo de obra del Proyecto Alto Piura después de que los trabajos fueran abandonados por el consorcio Obrainsa Astaldi. Así lo informó el gerente del proyecto Alto Piura, Gilmar Lizana Puelles, durante una conferencia realizada este viernes con la participación del gobernador regional Servando García, y de todos los integrantes del directorio de la megaobra.

Lizana Puelles dio a conocer que junto a la Procuraduría realizan un dictamen para poder ingresar al túnel y constatar el estado de los trabajos abandonados por el consorcio Obrainsa Astaldi.

Esperan que dentro de 15 a 30 días haber hecho la constatación física, para luego hacer el inventario, liquidar la obra y convocar a nueva licitación en el mes de marzo.

Si todo marcha bien, los trabajos se reanudarían en el tercer trimestre del año porque sí se cuenta con el dinero suficiente, aseguró el gerente del proyecto Alto Piura.

Gobernador y alcaldes evalúan convocar a un paro para exigir mejor servicio de agua y desagüe

HALLAZGOS

En la conferencia también se dio a conocer el estado situacional en el que se ha hallado el proyecto Alto Piura.

Entre los hallazgos figura que, en noviembre del año pasado la gestión del exgobernador Reynaldo Hilbck pagó 64 millones de soles a la empresa Camargo Correa por el arbitraje perdido después de años de controversia desde que se resolviera el contrato en el 2013.

El gerente del proyecto Alto Piura, Gilmer Lizana Puelles, calificó de ilícito este pago a Camargo Correa porque existe una apelación en marcha.

“Después del dinero recibido por el arbitraje, Camargo Correa pagó una compensación de solo 530 mil soles por lo que procedieron a liquidar la obra […] Con esto, la apelación ante el Poder judicial quedó sin efecto a pesar de que no tenían competencias para tomar esta decisión”, expresó Lizana Puelles.

Sobre el segundo consorcio ejecutor Obrainsa Astaldi, con el cual se firmó contrato en diciembre de 2015 y abandonó las obras en agosto del año pasado, Lizana señaló que el avance financiero fue de 32.61%, mientras que el avance físico ejecutado es de solo 18.60%.

Cuestionó que la resolución de contrato se haya firmado a fines de octubre del año pasado cuando el abandono de obras se registró el 4 de agosto.

Asimismo, recordó que actualmente existen cinco arbitrajes por demandas que Obrainsa Astaldi presentó contra el Gobierno regional, cuyas pretensiones asciende en total a 41 millones 084 mil soles.

Plantean reducir requisitos para designar a funcionarios del Consejo Regional

SITUACIÓN CRÍTICA

Al respecto, el gobernador regional, Servando García Correa calificó de crítica la situación en la que han hallado el Proyecto del Alto Piura, pero prometió que al término de su gestión se habrá avanzado significativamente la obra.

“Es una situación bastante crítica, nuestra preocupación es porque se ha gastado bastante dinero y los resultados son mínimos. Lo que queremos es volver hacer el expediente para saber el saldo que queda para convocar a una nueva licitación con otras empresas y de esta manera saber cuánto valen los 11 kilómetros restantes de túnel y la presa tornera azul que aún no se hace”, argumentó García.

La autoridad regional además cuestionó que de los 13.6 kilómetros de túnel solo se hayan avanzado 2 kilómetros, aproximadamente.

“Los avances son mínimos, estuvimos en Tunas – Huarmaca y solo se ha avanzado 2 kilómetros de los 13.6 kilómetros. En nuestra gestión le hemos dado la responsabilidad al ingeniero Lizana para que transparente los gastos, para que no se dé ningún acto de corrupción porque la única manera para llevar adelante este proyecto es transparentando los gastos”, explicó el gobernador.

Finalmente, indicó que espera que las diligencias de reabrir el túnel y poder hacer un nuevo inventario para así convocar a una nueva licitación y se retomen los trabajos sean en menos de un año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here