Foto: difusión

A 100 días de iniciada la gestión de Servando García Correa, con su movimiento Fuerza Regional; han sido una constante las seguidillas de cambios de funcionarios, nombramientos de profesionales sin el perfil académico y la experiencia para puestos claves.

El 1 de enero, Servando García juramentaba como gobernador regional de Piura.

En este periodo el gobernador se volvió ciego, sordo y mudo; y amparado por la tregua que le otorga la luna de miel; mantiene a personas cuestionadas por la Fiscalía y la Contraloría General de la República en puestos claves.

Los contrincantes políticos de García critican que no tiene cuadros técnicos para colocarlos en cargos fundamentales, de lo contrario no se explica que mantenga al gerente general, Jesús Torres Saravia; pese a que fue censurado por el Consejo de La Libertad por los manejos oscuros del presupuesto.

Los 100 días de Servando García Correa

#100Días| ⭕️ Servando García Correa cumple 100 días como gobernador regional de Piura entre aciertos y desaciertos.

Gepostet von Radio Cutivalú am Mittwoch, 10. April 2019

De la misma manera están los funcionarios que en diferentes gerencias, direcciones y oficinas desempeñan funciones que no han aprendido ni conocen. Uno de los ejemplos es la ingeniera pesquera, María Jiménez de Benites, quien dirige la Dirección de Turismo.

Como corolario están los funcionarios que estuvieron por horas que ni siquiera les dio tiempo para sentarse en la oficina. Uno de ello fue el exdirector de agricultura, Arnaldo Arévalo Nizama, quien no tenía ni título de ingeniero y por ello debió renunciar a cuatro días de asumir el cargo.

Estos son los funcionarios de la gestión regional de Servando García

Esta situación obligó a que el mismo Consejo Regional inicie una investigación para determinar la pertinencia de su nombramiento, lo cual generó que varios contratados renunciaran a sus cargos. En un primer informe los consejeros han determinado que 13 profesionales no cumplen el perfil.

Una muestra de la improvisación en la selección de los técnicos es el Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético del Alto Piura (Peihap), por el cual ya han pasado tres gerentes. El primero, Pedro Peña Maravi, quien fue separado tras ser denunciado por un caso de violencia familiar; y el segundo Gilmar Lizana Puelles, quien renunció en medio de un escándalo.

Separan al gerente del Proyecto Alto Piura tras denuncia por violencia familiar

Precisamente este escándalo, fue uno de los más sonados. Lizana Puelles denunció que el consorcio Inundaciones Piura ganó la licitación de la consultoría del río Piura, con información falsa, por lo tanto, decidieron anular el contrato.

Pese a que en un primer momento fue respaldado por el gobernador, el gerente general, y el Consejo Regional, Servando García le retiró la confianza y se amistó con el consorcio Inundaciones Piura.

Gilmar Lizana Puelles es el nuevo gerente del Alto Piura

Esto en medio de una emergencia por las fuertes lluvias que incrementaron el caudal del río Piura a más de 1500 m3 por segundo, lo cual amenazó al Bajo Piura por un posible desborde. Esto lo tomó desprevenido y sin un grupo de asesores que le den luces de cómo actuar ante el desastre.

Así lo evidenció el mismo alcalde Juan José Díaz Dios, en una reunión en el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER), donde se enfrascó en una discusión con García, acusándolo de falta de liderazgo del gobernador. La misma ministra de Salud, Zulema Thomas, debió intervenir para calmar los ánimos.

Para hablar de logros, durante estos 100 días, es temprano aún, sin embargo, Servando García Correa ha anunciado como un triunfo la promesa verbal del Ejecutivo respecto a la construcción de los hospitales de Sullana y Piura para el 2020 y 2021 respectivamente.

Reynaldo Alméstar es el nuevo gerente del Proyecto Alto Piura

La ejecución presupuestal, que sí es una medición exacta de gestión, indica que, en los primeros tres meses, Servando García está dentro de los cinco gobernadores que menos han invertido. Ocupa el puesto 21 dentro de las 25 regiones, con una inversión del 4,5% de dinero invertido.

RECORDS

En los primeros 100 días solo el Proyecto Alto Piura ha tenido 3 gerentes.

Elmer Mechato, asignado como gerente de Pro Rural; y Cinthia Araujo, nombrada como jefa de la Oficina de Coordinación y Gestión, el mismo día que fueron designados fueron sacados por no cumplir el perfil profesional.

Asimismo, contrató como asesor al exgobernador de La Libertad, Luis Valdez Farías, quien cobraba sin justificar su trabajo.

Solo en la primera semana de gobierno cuatro funcionarios de confianza dejaron sus cargos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here