El director del colegio N° 15111 en el caserío Chica Alta, en el distrito de Tambogrande, Carlos Enrique Quispe sostuvo que el pésimo estado de los ambientes son un grave riesgo para los alumnos y toda la comunidad educativa pues no resistirían un fenómeno natural como un terremoto.

“Las aulas que ocupan los alumnos y alumnas del nivel secundario son ambientes que donde funcionó una antigua cooperativa, por lo tanto, este local no tiene los criterios técnicos y pedagógicos para que los y las estudiantes estudien en condiciones óptimas”, dijo.

Explicó que abril del 2016 se elaboró y se presentó un expediente técnico ante el Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied) del Ministerio de Educación.

Las gestiones avanzaron y en diciembre de ese mismo año se firma un convenio donde se le informó a la comunidad educativa que el proyecto iba a costar 5 millones de soles, sin embargo, ha pasado más de dos años y no hay un avance concreto en bien de los niños y adolescentes de este caserío.

El director ha manifestado su preocupación, porque al conversar con los nuevos funcionarios de la Municipalidad de Tambogrande les han informado que no existe este proyecto.

Por ello, invocó a las autoridades locales, regionales y gobierno central que se interesen y se preocupen por el bienestar de los estudiantes de la zona rural, para que pronto se haga realidad este importante proyecto educativo.

Pese a las carencias, este 11 iniciaron el año escolar 2019, con 132 alumnos del nivel secundario, y 178 en primaria; haciendo un total de 310 escolares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here