Tribunal de EEUU involucra a presidente de Honduras con el narcotráfico

28
BERLIN, GERMANY - OCTOBER 27: Honduran President Juan Orlando Hernandez speaks to the media with German Chancellor Angela Merkel (not pictured) following talks at the Chancellery on October 27, 2015 in Berlin, Germany. The two leaders discussed a variety of environmental, economic, political and law enforcement issues. (Photo by Sean Gallup/Getty Images)

El viernes 1 de agosto, un tribunal federal de Nueva York hizo público un documento de 44 páginas que implica al actual mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández, como probable “coconspirador” junto a su hermano Antonio “Tony” Hernández para el trasiego de drogas a Estados Unidos, según dio a conocer el portal de Univisión Noticias.

Hernández engrosa una lista de políticos centroamericanos vinculados al narcotráfico, según investigaciones de la justicia estadounidense. En el caso de Guatemala, Mario Estrada Orellana, excandidato presidencial por la Unión del Cambio Nacional (UCN) en los pasados comicios, fue capturado el 17 de abril del 2019 en Estados Unidos, por presuntamente conspirar para obtener financiamiento para su campaña electoral por parte del cartel mexicano de Sinaloa y buscar el asesinato de dos aspirantes a la Presidencia.

El pasado 7 de junio del 2017, por otra parte, el gobierno estadounidense hizo una solicitud formal de extradición de la exvicepresidenta Roxana Baldetti y el exministro de Gobernación Mauricio López Bonilla por conspirar para el trasiego de drogas. Baldetti fue condenada por el caso Lago de Amatitlán y actualmente está bajo proceso por otros cuatro casos de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci) y la Comisión Internacional Contra la Impuidad en Guatemala (Cicig), mientras que López Bonilla ha sido condenado en dos casos y enfrenta otro proceso penal.

Narcotráfico y corrupción en Centroamérica

Según reseña el portal de investigación Insight Crime en su análisis Cómo el narcotráfico opera y genera corrupción en Centroamérica, el istmo centroamericano es clave en las operaciones de trasiego de drogas de las principales organizaciones criminales transnacionales, como el Cartel de Sinaloa, el Cartel del Golfo, los Zetas y los Urabeños.

“En Centroamérica, supervisan a las organizaciones criminales de segundo nivel en esos países, que proporcionan el transporte de las drogas ilícitas” detalla el análisis. Según la publicación, entre estas organizaciones de segundo nivel se encontrarían los Cachiros, un grupo hondureño en control de una importante ruta de trasiego “por el norte de Honduras, entre Nicaragua y Guatemala”.

Entre las principales consecuencias del trasiego de drogas en la región, según Insight Crime, se encuentra la corrupción y el finamiento electoral ilícito de partidos políticos, así como la búsqueda de impunidad cooptando las instituciones de justicia de la región.

“En general, el tráfico en un país como Honduras puede generar unos US$700 millones al año (…) Las estimaciones para Guatemala y El Salvador son similares, aunque El Salvador tiende a ser más un centro de lavado de dinero, debido a su economía dolarizada”, detalla el informe.

En el caso de Guatemala, el estudio Financiamiento de la política, publicado por Cicig en el 2015 estima que una cuarta parte de los fondos empleados en campaña por los partidos políticos proviene del crimen organizado, en particular del narcotráfico.

Narcodinero y política

El documento que implica al presidente Juan Orlando Hernández con estructuras de narcotraficantes, según el portal Univisión Noticias, está relacionado con el juicio que enfrenta su hermano “Tony” Hernández, arrestado en Miami en el 2017, quien está procesado por una investigación de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York por tráfico de drogas y otros cargos.

En el documento Juan Orlando Hernández no es mencionado con su nombre, si no únicamente como CC-4 (Coconspirador 4), descrito como “elegido presidente de Honduras a fines de 2013”.

El reporte detalla, según la publicación de Univisión Noticias, que “Tony” Hernández le indicó a un presunto socio el exalcalde Alexánder Ardón, del municipio de El Paraíso, en el departamento de Copán, frontera con Guatemala “que podrían formar una asociación particularmente exitosa basada en la protección de CC-3 (el expresidente hondureño Porfirio Lobo) y CC-4 (Juan Orlando Hernández) si ganaban en las elecciones del 2009, y que él creía que CC-4 (Hernández) seguiría a CC-3 (Lobo) como presidente de Honduras y continuaría protegiéndolos ”.

Se buscó una postura institucional de la embajada hondureña en Guatemala respecto a la vinculación del mandatario Juan Orlando Hernández a un caso de narcotráfico, pero al cierre de esta edición aún no se había obtenido una respuesta.

La imputación señala a Ardón de gastar unos US$1.5 millones, resultado del trasiego de drogas, en la campaña presidencial de Juan Orlando Hernández en el 2013. Alrededor de dos docenas de hondureños han sido extraditados a Estados Unidos por delitos relacionados con el narcotráfico; además, en 2017 fue capturado en Haití, Fabio Lobo, hijo del expresidente Lobo, quien fue condenado ese mismo año a 24 años de cárcel.

JOH niega señalamientos

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, negó este sábado haber recibido dinero de narcotraficantes para la campaña que lo llevó al poder en 2014, como acusó un capo en un testimonio ante un juzgado de Nueva York divulgado por la prensa.

El presidente Hernández “niega categóricamente las perversas y falsas acusaciones del traficante de drogas, identificado como Alexander Ardón por la cadena Univisión”, dijo el gobierno en un comunicado.

La nota oficial añade que Hernández “ha liderado una batalla sin precedentes para liberar a su país del control de los narcotraficantes, trabajando en una alianza efectiva con el Gobierno de los Estados Unidos y otros aliados”.

“Más de 40 traficantes de drogas han sido extraditados a los Estados Unidos, mientras que otros temiendo su captura y extradición negociaron su propia rendición”, subrayó.

Ardón, quien se entregó en Guatemala a la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) en enero pasado, rindió su testimonio en una corte de Nueva durante el proceso en su contra, en el que colabora con la fiscalía para intentar una rebaja en la condena.

Fuente: Prensa Libre / Univisión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here