Foto: referencial

La jefa de Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal del hospital Santa Rosa, Juliana Campoverde Febres, refirió para Cutivalú que esta unidad  cumple seis años atendiendo a los más pequeños de la región, pese a la carencia de médicos pediatras, cunas e incubadoras.

Jefa de la unidad de cuidados intensivos neonatal del hospital Santa Rosa.

Señaló que cubrir esta necesidad es una prioridad pues con el pasar de los meses reciben pacientes con necesidades especiales, principalmente para los bebes prematuros, que son los nacidos antes de la semana 37.

La demanda de pacientes por año es de 3500 bebés, un promedio de 300 por meses. “Los bebes llegan con diferentes patologías. La que más nos preocupa es la prematuridad, pues siempre tienen problemas para respirar por la falta de desarrollo de sus pulmones”, dijo Campoverde.

En cuanto profesionales médicos indicó que tienen 9 médicos, pero lo ideal sería tener cuatro más.

La pediatra precisó que la UCI neonatal cuenta con seis incubadoras y seis ventiladores mecánicos, por lo que es necesario tener 10 cunas y cinco incubadores adicionales; la unidad de neonatal intermedios tiene cinco incubadores y siete cunas.

Campoverde sostuvo que los partos prematuros se presentan porque la madre no lleva un adecuado control prenatal y esto podría generar, entre otras patologías, una infección que perjudica el desarrollo del embarazo.

Pese a las carencias la profesional destacó que muchos bebés han salvado sus vidas gracias a esta unidad, y uno de los casos que más recuerda es el de un bebé que llegó pesando 800 gramos, quien ahora ya superó la fase crítica y continúa su control de niño sano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here